LA GRAN DIFERENCIA ENTRE CONSUMIR CHOCOLATE NEGRO Y CONSUMIR SUCEDÁNEO

¿Sabemos lo que quiere decirnos la etiqueta del chocolate que compramos? En el siguiente artículo explicamos la diferencia entre un chocolate y lo que comúnmente se conoce como sucedáneo.

Chocolate, según el códex alimentarius, es aquel que es obtenido por un proceso adecuado de fabricación a partir de materias de cacao que pueden combinarse con productos lácteos, azúcares y/o edulcorantes, dando como resultado 3 tipos de chocolate: negro, con leche y blanco. Estos 3 tipos de chocolate tienen en su composición un porcentaje mínimo de manteca de cacao que permite llamarlos chocolate. Se excluye el empleo de grasas animales, distintas de la grasa láctea, y la adición de grasas vegetales, distintas de la manteca de cacao, las cuales no deben exceder la cantidad del 5% del producto terminado.

En el caso del chocolate negro, éste debe contener un mínimo de 35% de extracto seco total de cacao en su composición entre sólidos de cacao y manteca de cacao, la cual, por medio de sus propiedades determinan las cualidades texturales del chocolate, convirtiéndolo así en un chocolate puro.

Ahora bien, con esta premisa, entendamos que es un sucedáneo o compuesto. Un sucedáneo se compone principalmente de grasas vegetales como aceite de palma, soya y derivados; sabores artificiales y una mínima cantidad de cacao en polvo, la cual no llega al porcentaje mínimo definido por norma para establecerse como un chocolate. Además, sus características sensoriales son muy limitadas, encontrando en muchos casos poco o nada de gusto aromático ni de cacao, a diferencia de un chocolate fino de aroma en donde los perfiles sensoriales son muy extensos y se encontrará inmediatamente el gusto característico a cacao puro. Por esta razón, en este tipo de productos no se verá reflejada la información del porcentaje que contienen de cacao en sus etiquetas, debido a que no cuentan con este ingrediente. Otra de las grandes diferencias es al momento de degustar el chocolate, un sucedáneo se tardará más tiempo en fundirse en la boca y esto ocurre principalmente debido a la presencia de grasas vegetales, de las cuales su punto de fusión es más alto.

El chocolate fino de aroma presenta beneficios que no lo vamos a encontrar en un sucedáneo, precisamente por su contenido de cacao puro, el cual consumiéndolo regularmente nos proporcionará efectos beneficiosos para nuestra salud como: mejora de la función cerebral, poderosa fuente de antioxidantes, mejora del flujo sanguíneo y disminución de la presión arterial. Además, también contribuye a disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, regula los niveles de colesterol y fomenta la producción de serotonina, hormona que está relacionada con la felicidad. 

¿Ahora, la próxima vez que compres un chocolate que elegirás?

Carla Estévez, Gerente de INDE B2B en República del Cacao


SÍGUENOS EN INSTAGRAM

ÚNETE A LA REPÚBLICA
DEL CACAO