Asegurando la compra de cacao en nuestro Centro de Acopio en Vinces durante la emergencia sanitaria del COVID19

Es martes 18 de febrero 2020 y nos encontramos realizando una visita técnica por los cacaotales del sector La Reforma con Carlos Zambrano, Técnico Agrícola de República del Cacao. “Va a ser un gran año”, menciona, “están prendiendo bastantes flores”, frase tradicionalmente utilizada para referirse al florecimiento en Vinces. “¡Qué buena labor de podas la realizada el anterior año!” destaca. 

Después de la cosecha de invierno 2019 (marzo-junio) y antes de que arranque la temporada de cosecha de verano (septiembre-diciembre) se realizaron podas de prevención, lo cual significa que se realizan cortes de ramas antiguas, eliminando hojas, ramas y mazorcas que estén afectadas por las enfermedades varias que aquejan al cacao. Cubriendo 20+ hectáreas y 12 mil+ plantas intervenidas, estas podas e intercambios entre técnicos y agricultores se realizan anualmente, para mejorar cosechas en años venideros.

Sin embargo, 15 días después de esta visita, el Ecuador entra en confinamiento debido a la emergencia sanitaria por el COVID19 y las puertas de cualquier seguimiento técnico se cierran. El campo entra en una profunda dicotomía: por una parte, los sectores rurales son afectados de menor manera debido a su ya inherente “aislamiento” y su resiliencia ante la producción de alimentos de primera necesidad (en comparación con las ciudades), pero, por otro lado, dependen de la evacuación de productos primarios para generar réditos y mantener sus ya frágiles economías familiares.

Considerando que la temporada alta de cosecha de cacao ya había comenzado, República del Cacao organiza un plan de contingencia para continuar los procesos de compra bajo estrictos protocolos de sanidad y seguridad. Se coordina la realización de encuestas a finqueros para analizar la situación de la pandemia en nuestra zona de influencia, se reapertura el centro de acopio 2 días a la semana para reactivar la compra puntual de cacao y lo más importante: ante la especulación, fluctuación de precios y el usual aprovechamiento de intermediarios, se continúa trabajando con precios justos y soberanos, garantizando la estabilidad económica de nuestros aliados rurales. Este accionar nos permite actuar con la debida corresponsabilidad que tenemos con nuestros 20 productores de cacao fino de aroma y finqueros aliados garantizando la compra de su cacao. Actualmente contamos con 7 toneladas de cacao almacenadas en nuestras bodegas en Quito. Prevemos que hasta el final de esta temporada alta de cacao compraremos aproximadamente 10 toneladas más.

Este fuerte compromiso empresarial ante las adversidades representa uno de los ejemplos de largo plazo adquiridos como empresa con toda la cadena de valor, apostándole al desarrollo social ambiental y económico de la ruralidad; la continuación de las actividades de manufactura en planta central y la garantía de proveer productos de calidad a nuestra comunidad extendida en el mundo entero.

Republica el Cacao tiene como propósito el gestionar proyectos que garanticen triple impacto (social, ambiental y económico) en su cadena de valor. De esta forma no solamente garantiza un chocolate de calidad y trazabilidad, sino que también fomenta el desarrollo sostenible.

  José Merlo, Coordinador Socioambiental para República del Cacao


SÍGUENOS EN INSTAGRAM

ÚNETE A LA REPÚBLICA
DEL CACAO