Inocuidad Alimentaria: Producción y Consumo de Alimentos Responsable

El mundo está viviendo una época en la cual se debe plantear nuevas formas de pensar, actuar y concientizar lo que la humanidad necesita como tal. Quizás estamos en un momento crítico y a la vez generoso que nos permitirá conocer nuestra esencia de humanidad, es decir el compartir, creer, comprender y ser empáticos en todos los aspectos.

Los alimentos son por tanto la mejor expresión del compartir hacia nuestro ser y nuestras comunidades, ya que son fuente de energía, salud y bienestar. Es por ello; que todos los seres humanos tenemos derecho al acceso de alimentos inocuos, nutritivos y suficientes.

Actualmente se estima que 600 millones (aproximadamente una de cada 10 personas en el mundo) se enferman después de comer alimentos contaminados y 420 000 personas mueren al año. Fao, 2019. Si los alimentos no son inocuos se genera una afectación directa al desempeño de las actividades de los seres humanos. Por ejemplo, los niños no pueden aprender de manera apropiada y los adultos tienen ausentismo laboral. En muchos casos no se evidencia la afectación hasta que se presenta una intoxicación o infección alimentaria. Los alimentos dañinos contaminados con bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas perjudiciales causan más de 200 enfermedades, entre ellas la gastroenteritis, o incluso hasta el cáncer.

La inocuidad de un alimento es una condición implícita que los consumidores consideran al momento de adquirir un alimento, pues confían en la gestión realizada durante el proceso productivo para tener en sus mesas un producto sano y nutritivo.

República del Cacao, como empresa productora de chocolate de origen, trabaja de manera constante, ardua y continua para concientizar a todos quienes formamos parte de la cadena productiva; con el fin de entender de manera profunda, responsable y consciente que la inocuidad es un asunto de todos.Es una cuestión de salud pública y una responsabilidad compartida desde la producción primaria hasta el consumo.

Todos los que formamos parte de la cadena alimentaria debemos ser conscientes y consecuentes de lo que debemos hacer, por qué y para quién lo hacemos.Los alimentos cruzan fronteras, debido a esto es fundamental la colaboración entre los estados, productores y consumidores. De esta manera, se garantiza la inocuidad mediante la aplicación y cumplimiento de normas, regulaciones y la implementación de sistemas de gestión adecuados.


Marisela Perugachi, Gerente de Calidad B2B


SÍGUENOS EN INSTAGRAM

ÚNETE A LA REPÚBLICA
DEL CACAO